21/8/15

Citas Favoritas || Ciudades de Papel

¡Hola, hola!

¿Cómo estáis? Espero que muy bien, disfrutando del comienzo del fin de semana. ^^

Hoy vengo a compartir con vosotros mis citas favoritas de Ciudades de Papel, que como os dije en su reseña, me gustó mucho y me apetece que sepáis cuáles fueron mis fragmentos favoritos. Algunos, aviso ya con antelación, son algo extensos, pero me encantan.

Aquí, frente a este edificio, aprendo algo sobre el miedo. Aprendo que no son las banales fantasías de alguien que quizá quiere que le pase algo importante, aunque lo importante sea terrible. No es el asco de ver a un extraño muerto, ni la falta de aliento cuando oyes cargarse una escopeta delante de la casa de Beccar Arrington. Este miedo no se soluciona con ejercicios de respiración. Este no es comparable con ningún miedo que haya sentido antes. Es la más baja de todas las emociones posibles, sientes que estaba con nosotros antes de que existieras, antes de que existiera este edificio, antes de que existiera la Tierra. Es el miedo que hizo que los peces salieran del agua y desarrollaran pulmones, el miedo que nos enseña a correr, el miedo que hace que enterremos a nuestros muertos.

-Cuanto más tiempo llevo en mi trabajo, más cuenta me doy de que los seres humanos carecemos de buenos espejos. Es muy difícil para cualquiera mostrarnos cómo se nos ve, y para nosotros mostrar a cualquiera cómo nos sentimos.
-Muy bonito. Pero, en el fondo, ¿no es eso también lo que hace tan difícil que entendamos que los demás son seres humanos exactamente igual que nosotros? Los idealizamos como dioses o los descartamos como animales.
-Cierto. La conciencia también cierra ventanas. 

Era lo que más me gustaba de mis amigos, que nos bastaba con sentarnos a contar historias. Historias ventana e historias espejo.

Dejé el libro y me tumbé de lado, mirando por la ventana que había estado entre nosotros. No basta con verla o escucharla. Para encontrar a Margo Roth Spiegelman tienes que convertirte en Margo Roth Spiegelman.

Marcharse es muy duro... hasta que te marchas. Entonces es lo más sencillo del mundo.

Y no puedo evitar sentir que Whitman, por su belleza furiosa, quizá fue demasiado optimista. Podemos oír a los demás, y podemos viajar hasta ellos sin movernos, y podemos imaginarlos, y todos estamos conectados por un loco sistema de raíces, como hojas de hierba, pero el juego hace que me pregunte si en realidad podemos convertirnos totalmente en otro.

Quizá es más como lo has dicho antes, que todos estamos agrietados. Cada uno de nosotros empieza siendo un recipiente hermético. Y pasan cosas. Personas que nos dejan, o que no nos quieren, o que no nos entienden, o que no las entendemos, y nos perdemos, nos fallamos y nos hacemos daño. Y el recipiente empieza a agrietarse por algunos sitios. Y, sí, en cuanto el recipiente se agrieta, el final es inevitable. [...] Pero está todo ese tiempo desde que las grietas empiezan a abrirse hasta que por fin nos desmoronamos. Y solo en ese tiempo podemos vernos unos a otros, porque vemos lo que hay fuera a través de nuestras grietas, y lo que hay dentro se nos ve también a través de ellas. [...] Pero cuando el recipiente se rompe, la luz puede entrar. Y puede salir.


¿Qué os han parecido?
¿Os han gustado?


Espero que sí, que las disfrutéis tanto como yo cuando las leí en su historia.

Os deseo un feliz viernes cargado de buenas lecturas y diversión. Nos vemos pronto en una nueva entrada.

¡Un besazo!

8 comentarios:

  1. La quinta frase me ha gustado. Es muy obvia, pero cierta. "Ciudades de papel" tiene sus cosas buenas, pero no es un libro que recordaré con el tiempo, cosa que si haré con "Bajo la misma estrella".

    Un beso!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. ¡Hola!
      Me alegro de que te gusten. ^^ Yo en cambio recordaré ambos libros, porque los dos me gustaron mucho. :) Pero entiendo lo que me quieres decir.
      ¡Un besito!

      Eliminar
  2. ¡¡Me encanta la última frase!! Pues, aunque parezca mentira, ni he leído el libro ni he visto la película. Con "Bajo la misma estrella" el autor no me sorprendió tanto como se había comentado, no me llegó...
    Abrazotess ;)

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. ¡Hola Carlos!
      La última frase es una de mis favoritas dentro de todas las que me han gustado, porque me resultan tan sincera... <3
      Espero que si le das una oportunidad a Ciudades de Papel, su historia te guste y te llegue.
      ¡Un beso!

      Eliminar
  3. Se me ha hecho un poco raro leerlas en español porque la mayoría las recuerdo de haber leído en inglés, pero desde luego es una selección genial. John Green tiene frases que son para enmarcar.
    ¡Un abrazo!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. ¡Hola Mike!
      Si, estoy totalmente de acuerdo contigo en que tienes unas frases que preciosas, ¡y eso que aún me quedan tres libros suyos por leer!
      ¡Un abrazo!

      Eliminar
  4. ¡Hola!

    Pese a no haber leído el libro, debo reconocer que me han gustado mucho las citas, aunque me decanto por esta: "Cuanto más tiempo llevo en mi trabajo, más cuenta me doy de que los seres humanos carecemos de buenos espejos. Es muy difícil para cualquiera mostrarnos cómo se nos ve, y para nosotros mostrar a cualquiera cómo nos sentimos." Es que es muy cierta ;)

    ¡Besos!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. ¡Hola Esther!

      Si, estoy totalmente de acuerdo. Esa cita es muy pero que muy cierta. Por cosas como esas fue por lo que me gustó tanto el libro, porque es como la búsqueda de quiénes somos y como vemos a los demás, puesto que a veces creemos conocer a una persona y resulta que lo que conocemos no es más que fachada.
      ¡Un besito!

      Eliminar

Muchas gracias por pasarte por aquí y dejarme tu más sincera opinión, pero si no quieres que tu comentario sea eliminado recuerda hacerlo siempre con respeto y sin spam (ya sea a blogs, webs, concursos y/o similares). ¡Un abrazo!