8/6/16

#KISSME PROHIBIDO ENAMORARSE, DE ELLE KENNEDY



#KissMe 
Prohibido enamorarse
~ Elle Kennedy ~
352 páginas || 17'95€ || Alfaguara
Rústica con solapas || 9788420483894
4/5


Hannah va a hacer un trato con un chico malo... y va a ganar más de lo que espera.
Hannah por fin ha encontrado un chico que la vuelve loca, pero hay un pequeño problema: no tiene ni idea de cómo seducirle.
La solución es Garrett, el deportista y playboy más deseado del campus: él necesita aprobar un examen a toda costa, y a cambio puede ayudarla a poner celoso a cualquiera...
Incluso a sí mismo. Cuando un beso inocente les lleva a una noche increíble, Garrett ve la luz: Hannah no puede irse con otro. Tiene que convencerla de que se quede a su lado.
Chicos que saben lo que hacen. Chicas que saben lo que quieren.
Risas, amor, y mucha, mucha tensión sexual.
Miles de lectoras lo avalan: ¡Déjate seducir por #KissMe



-Hostia puta. ¿Has sacado un 10? -pregunto.
-Ya... Estaba convencida de que había suspendido.
-Joder.-[...]-. ¿Puedo leer tus respuestas?
Sus cejas se arquean de nuevo.
-Eso es bastante atraviedo por tu parte, ¿no crees? Ni si quiera nos conocemos.
Resoplo.
-No te estoy pidiendo que te desnudes, cariño. Solo quiero echarle un vistazo a tu examen trimestral.
-¿"Cariño"? Adiós al atrevido y hola al presuntuoso.
-¿Preferirías "señorita"? ¿"Señora" tal vrez? Usaría tu nombre, pero no me lo sé.
-Por supuesto que no. -Suspira-. Me llamo Hannah. -Después hace una pausa llena de significado-. Garrett.

Cuando me enteré de que se iba a publicar este libro, sentí cierta atracción por él, y es que su sinopsis me dejó bastante intrigada, porque... ¿cómo no sentir curiosidad por una historia donde los dos protagonistas son tan diferentes entre sí pero, a la vez, conectan tan fácilmente?

Hannah y Garrett son las dos voces narradoras y los protagonistas de esta historia. Entre ambos se va narrando la historia de Prohibido enamorarse, lo que permite al lector conocer mucho mejor a ambas partes, tanto a través de los ojos del otro personaje como a través del personaje en si, y eso es algo que siempre me ha gustado mucho.

Hannah es una chica sencilla, bastante madura y responsable. Es inteligente, va al día con sus estudios, trabaja para poder pagarse la universidad, es todo lo opuesto a alguien popular y está obsesionada enamorada de un guapo jugador de fútbol con el que comparte clase de ética: Justin Kohl.

Garrett, por su parte, es bastante atractivo, popular y arrogante, algo que sabe con certeza y que aprovecha al cien por cien sobre todo en lo referente al tema chicas. Es jugador y capitán del equipo de hockey de la universidad, por lo que siempre se está exigiendo lo máximo a si mismo, y su principal ley es nada de novias y enamoramientos, nada de distracciones que le alejen de su meta principal: darlo todo en el hockey y llevar a su equipo a la victoria.

A simple vista, Hannah y Garrett son muy diferentes el uno del otro, pero cuando Garrett recibe el suspenso en clase de ética y descubre que Hannah, una chica a la que nunca antes había prestado atención, ha sacado un diez, su nuevo objetivo es que acepte ser su profesora de clases particulares para conseguir aprobar el examen y mantener su nota media. Y es a partir de ese momento cuando poco a poco ambos se van conociendo y descubren que tienen más cosas en común de lo que nunca hubieran imaginado.

-Joder, ¿eso ha sido una risa? No pensé que fueras capaz de mostrar diversión. ¿Puedes hacerlo otra vez y me dejas grabarlo?-Me río todo el tiempo. Hago una pausa-. Sobre todo de ti.Pone gesto de dolor y hace como si le hubiera disparado en el pecho.-Eres terrible para el ego de un chico, ¿sabes?

Aunque Garrett es un personaje bastante arrogante, la verdad es que me ha parecido muy divertido. En algunas ocasiones tiene unas salidas muy buenas con las que es imposible no reírse. Es cierto que el comportamiento de sus amigos -y el suyo- no es ejemplar, pero desde la primera escena en la que aparece con una chica deja claro cuáles son sus intenciones y cuáles son las de las chicas que se acuestan con él: conseguir popularidad. Aún así, se aprecia poco a poco como va madurando con respecto al tema de las relaciones de pareja, a la vez que se descubren ciertas cosas de su pasado bastante sobrecogedoras.

Hannah tampoco ha tenido un pasado fácil, de hecho en la actualidad aún tiene secuelas, lo que en más de una ocasión la muestra como una persona débil y deprimida, algo que, por otra parte, es bastante normal. Lo cierto es que me pareció bastante impactante esa parte de la historia, cuando desvela todo su pasado y cómo le afecta aún en su vida.

No puedo negar que dentro de esta historia no se dé ningún tópico, porque existen y muchos, pero tampoco puedo decir que no he disfrutado de cada página de esta historia porque os mentiría. Lo cierto es que a pesar de todos esos tópicos, la trama me ha gustado y me ha creado una adicción increíble durante su lectura. Como decía antes, me ha gustado mucho que la historia esté narrada desde el punto de vista de ambos personajes, porque no sólo se les puede conocer bien a ellos (cuáles son sus aspiraciones, qué esperan del futuro, cuál es su pasado...), sino que también me ha permitido descubrir cómo se ven el uno al otro, y eso es algo fantástico.

Otro aspecto que me ha gustado muchísimo es la relación que va surgiendo poco a poco entre los protagonistas, cómo va evolucionando conforme pasan los días y se van conociendo mejor. En seguida se aprecia cierta química que se va alimentando con cada momento que pasan juntos, cada llamada de teléfono o cada mensaje. No es la típica relación de instalove o el típico aquí te pillo aqui te mato, sino que va surgiendo poco a poco.

Cuenta con un estilo juvenil y fresco, que le aporta aún más ligereza y agilidad a la trama, la cual ya de por sí es ágil y completamente adictiva. Además, los capítulos se leen con muchísima facilidad, puesto que son bastante breves y muchos de ellos cargados de diálogo.

Respecto al desenlace final, la verdad es que me ha gustado, aunque por una parte me esperaba algo similar. Es un final totalmente cerrado para la historia de Hannah y Garrett, algo imaginable puesto que la segunda y tercera parte está centrada en otros protagonistas, pero en torno a los últimos capítulos hay un giro que, como decía, en parte me lo esperaba aunque no por ello ha dejado de sorprenderme. 

#KISSME Prohibido enamorarse es una historia ideal para disfrutar en esta época de verano: ágil, ligera, fresca, juvenil y totalmente adictiva. Una historia cargada de mucha química y tensión sexual entre unos protagonistas que te harán pasar una rato más que agradable. 


Gracias a Alfaguara

6 comentarios:

  1. ¡Hola guapa!
    Me encantó este libro y lo disfruté un montón. Es de esos que te lees en dos días y te quedas con ganas de más.
    Opino totalmente igual que tú de Garret. Al final, se convirtió en mi personaje favorito por esas salidas. Es que hacen gracia, qué hombre :D
    ¡Besos!

    ResponderEliminar
  2. Umm, pues me llama mucho, el problema es que tengo mil pendientes, pero por apuntarlo a la lista, no hay ningún problema :)
    MUAS!

    ResponderEliminar
  3. Oisss Vero, me has dado la vida, porque no sabía que este libro era de esta pareja y los siguientes de otras... jajaja ahora ya me animaré a leerlo :D un besote guapa ^^

    ResponderEliminar
  4. ¡Los quiero TODOS! Espero poder hacerme pronto con ellos. Gracias por tu reseña.

    Un besoote

    ResponderEliminar
  5. Me lo regalaron el otro día y tengo muchas ganas de leerlo porque tiene muy buena pinta.

    Besos

    ResponderEliminar
  6. He seguido tu lectura de este libro en el twitter y demás así que no esperaba nada menos de tu reseña. Ya lo tengo apuntadito para mi wishlist :P

    ResponderEliminar

Muchas gracias por pasarte por aquí y dejarme tu más sincera opinión, pero si no quieres que tu comentario sea eliminado recuerda hacerlo siempre con respeto y sin spam (ya sea a blogs, webs, concursos y/o similares). ¡Un abrazo!